Cosmética

Copa menstrual- Naturcup

¡Buenos días!

Hoy vengo con un post algo diferente y es que os quiero contar mi experiencia usando la copa menstrual.

Tras mucho darle vueltas, hace un año me decidí a comprarla porque, a pesar de que usaba productos ecológicos para la menstruación (compresas, tampones y salvaslip de algodón orgánico), seguía sufriendo reacciones alérgicas y molestias.

Estuve comparando muchas de las opciones y marcas de copas menstruales y finalmente la elegida fue la de la marca española Naturcup.

Naturcup es una copa menstrual reutilizable, tan fácil de usar como un tampón, fabricada en suave silicona médica 100% hipoalergénica.

No me voy a extender mucho en hablaros sobre la copa y la marca, ya que toda esa información la podéis encontrar muy detallada y clara en su página web y voy a centrarme más en contaros mi experiencia real con ella, sin tapujos, contando lo bueno y lo malo.

_20181013_195731

La copa Naturcup se presenta junto con su bolsita de tela, dentro de una cajita de cartón con toda la información del producto y las indicaciones para ponerla y quitarla.

Está disponible en tres tallas, que se deberá elegir dependiendo de la etapa de la vida en la que se encuentre la mujer:

  • Talla 0: Adolescentes
    Indicada para chicas menores de 18 años, que no mantienen relaciones sexuales habitualmente y con reglas poco abundantes.
  • Talla I
    Indicada para mujeres mayores de 18 años y menores de 30 que no hayan tenido ningún parto vaginal.
  • Talla II
    Indicada para mujeres que hayan tenido parto vaginal (independientemente de su edad) y mujeres mayores de 30 años (hayan tenido hijos o no).

Normalmente siguiendo estos indicativos, se suele acertar con la talla, pero puede pasar que a pesar de cumplir con ellos, no sea la talla más adecuada a nosotras, ya que cada una somos un mundo. En mi caso, elegí la Talla I, ya que tengo 26 años y no he tenido parto vaginal y me va perfecta.

Su precio en su web oficial es de 25,30€. Yo la compré hace un año en la web de Planeta Huerto por 18,75€ y actualmente está aún más barata, a 16,45€ así que sin duda, os recomiendo mucho esta web.

Dicho todo esto paso a contaros como me ha ido con ella en este año.

Desde que la compré, tenía claro que aunque me costase mucho adaptarme, no me iba a rendir rápidamente y seguiría probando y probando hasta conseguirlo, ya que mis alergias no me dejaban otra alternativa.

Ya sabéis que existen varias formas de poner la copa (eso también se explica en las indicaciones del producto y en numerosos vídeos explicativos en Youtube).

Las más comunes y las únicas con las que yo he probado son estas 2:

La primera es más fácil de introducir, la segunda se abre con más facilidad dentro de la vagina. A mi me resulta mucho más cómoda la primera, así que es la forma en la que siempre lo hago.

Siendo totalmente sincera, el primer mes fue un desastre y acabé muy muy dolorida. Y no sólo tenía dolor en la zona de la vagina y su entrada, si no también en todo el abdomen. Yo creo que debido, además del toqueteo, a la tensión que tenía en todos los músculos y los nervios, que para mí que soy una persona muy nerviosa, eran inevitables.

Las primeras veces que me la ponía, la bolita de abajo de la copa me quedaba asomando bastante y me molestaba. Esto era por mi miedo de introducir la copa demasiado y después no poder sacarla. Pero tranquilidad, en un año entero usándola mes a mes, NUNCA he tenido ese problema, siempre he alcanzado bien a sacar mi copa.

Otro tema que me resultaba complicado era el saber si la copa se había abierto o no dentro de la vagina, ya que si no está bien abierta no cumplirá bien su función y lo más probable es que tengamos pérdidas. Y ésto sí me pasó muchas veces.

El otro gran problema venía al sacarla, muy complicado hacerlo sin llenarlo todo de sangre y sin hacernos daño, ya que no hay que tirar de la bolita sin más… lo recomendable es meter un dedo por el lado de la copa para “romper el vacío” o presionar su base con dos dedos, para conseguir lo mismo y entonces con la copa presionada, ir tirando suavecito hacia abajo, con pequeños movimientos hacia los lados.

En cualquier caso, aclaro que esto es mi forma coloquial de explicarlo, pero tenéis todas las instrucciones en la web de la marca, con imágenes incluidas.

Visto así, a cualquiera se le quitarían las ganas de probarla. De hecho, yo misma, en la primera menstruación que la usé, el tercer día tuve que dejar de usarla, porque ya no podía más, literalmente. Pero os digo que poco a poco con la práctica la cosa va mejorando, hasta que se convierte en el mejor invento que jamás hayáis conocido, os lo prometo.

Mes a mes fui consiguiendo que todos esos problemas de la primera vez se fueran solucionando hasta día de hoy.

En primer lugar, ya la coloco en su sitio, no me asoma la bolita y por lo tanto no tengo molestias de ningún tipo con ella puesta, de hecho, aunque a algunas os cueste creerlo, ni se nota que la llevas puesta. (En esto tardé unos 3 meses en hacerlo perfecto).

En segundo lugar, ya consigo identificar cuando la copa está abierta y cuando no. Hay también muchos truquitos para saber si la copa se ha abierto correctamente, buscad por internet que a mi me ayudó mucho. Yo lo que hago es bordear con el dedo indice toda la copa para comprobar que no haya ninguna “irregularidad” en su base y por lo tanto, que está abierta. Cuando noto que no lo está, simplemente presiono un poco la base y la giro, para que así se abra y si aún así no consigo abrirla, la saco y la introduzco de nuevo. Pero por lo general, a la primera me queda bien puesta y abierta. (Esto es lo que más tiempo me ha llevado conseguir, unos 5-6 meses)

Y en tercer lugar, sacarla ya no me supone ningún problema, ya que haciéndolo como comenté anteriormente, no es nada difícil hacerlo. (Tardé unos 3-4 meses en hacerlo correctamente).

Así que, como veis, con paciencia, tranquilidad y práctica, hasta la persona más torpe puede conseguirlo. Os lo aseguro. Yo no me veía para nada capaz y ahora lo hago con total soltura.

Mi mayor consejo es: probar siempre la primera vez cuando estemos tranquilas, en casa, sin tener que salir a ningún lado. Es mala idea (bajo mi punto de vista, claro) probar por primera vez en un baño que no sea el de casa, con prisas por tener que irnos al trabajo o si estamos muy nerviosas o tensas. Mejor siempre relajadas y con tiempo.

Y ahora que ya he conseguido usarla con facilidad, os digo que desde hace un año son todo ventajas. Ya no tengo alergias en la zona, ni molestias ni picores. El ahorro en compresas y tampones es tremendo. Es el método más ecológico, ya que eliminamos totalmente los residuos.

En cuanto a la frecuencia con la que hay que vaciar la copa, dependerá de cada mujer, la cantidad de flujo que tengamos y del día de la menstruación en el que nos encontremos. Yo el primer día de regla la tengo que vaciar aproximadamente cada 5 horas, el segundo día puedo hacerlo cada 6-7 horas y el resto de días puedo estar sin vaciarla las 12 horas máximas que se recomiendan, aunque normalmente la vacío antes. Se puede usar para dormir sin problemas.

Una vez la vaciamos, la enjuagamos con agua y la volvemos a colocar. Si no tenemos agua a mano, porque estamos fuera de casa, podemos secarla con papel y volverla a introducir, aunque lo ideal sería llevar una botellita de agua para poder enjuagarla.

Al finalizar la menstruación, debemos hervirla cubierta completamente por agua durante 3-5 minutos, nunca más de ese tiempo. Después de hervirla, la guardamos en la bolsita de tela y ya la tenemos lista para nuestro próximo ciclo. Si cuidamos bien nuestra copa, nos puede durar hasta 10 años.

Por otro lado, yo uso la copa junto con salvaslip y compresas de tela que compré en la web Ilovecyclo, la copa normalmente la llevo con un salvaslip, por si hay algún escape y las compresas las uso para dormir (que no suelo tener mucha cantidad) y el último día de mi menstruación. Es lo único que utilizo desde hace un año, nada de desechables.

Y creo que con esto, ya os he resumido toda mi experiencia con la copa menstrual Naturcup. Si tenéis alguna duda, podéis preguntarme por aquí, por correo o por mis redes sociales. 

¿Habéis probado la copa menstrual? Contadme

Espero que os haya resultado interesante este post y que no se os haya hecho muy pesado, al ser un poquito más largo que los demás. Qué paséis buen fin de semana. 😉

¡Un beso enorme!

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s